Bienvenidos al otro lado de mi ser

Prefiero no mirar. Prefiero no mirar porque temo con lo que puedo encontrarme. Los días se suceden y nadie me conoce. Hasta yo tengo miedo de mí misma. Soy un hada, soy una princesa, soy una flor. Soy blanca, soy rosa, puedo llegar a ser el arco iris multicolor. Tengo la forma que tú me quieras dar. Me amoldo a todos, por intolerante no me juzgarán.
Sonrío cuando todos lloran y lloro cuando todos sonríen, pero no sé por qué el efecto es el contrario. Así que además no soy una nota discordante. Todo en su justa medida y cuando la ocasión lo requiere. Me tomo en serio los problemas que no me conciernen. Escucho. Escucho y además, absorbo. La empatía es un raro don, y a mí cada día me cuesta más encontrar un semejante. Y caigo en el otro extremo. Y me pregunto: ¿qué es todo este clamor? Y me parece irónico que, como en las leyendas en las que el hada esconde las patas de macho cabrío bajo las deslumbrantes alas, yo pueda estar gritando discretamente y todo el mundo lo sepa, pero nadie haga caso. No quiero ser absorbente y cada uno tiene sus historias. Mis demonios internos se han creado a base de dar y sólo recibir desagradecimiento. Mi otro yo es el que quiere aislarse del mundo. La gente da igual, no pierdo nada, porque nada me dan. Y empiezan a alejarse uno tras otro. Y de repente sólo quedan los indispensables.Entonces aparece mi indiferencia, implacable, macabra y cruel. Y a los que se fueron les digo: cuidad vuestros desagradecidos pasos, pues por el camino nos volveremos a encontrar. Si la muerte se os llevara, en grado sumo me sorprendería, pues por muertos os doy a muchos ya.

10-03-2007

Comentarios

  1. Tenemos una parte muy honda con características ermitañas. No quiere salir a la luz, no le gusta la gente, no le gusta el mundo. Siempre peleamos con esa parte nuestra porque no es sociable. Pero yo creo que ése es nuestro mejor Yo, el que más nos representa.
    Que el mundo lo tolere.

    ResponderEliminar
  2. bueno, ya ha pasado un año de esto, no? supongo que los indispensables lo seguierán siendo, y los que murieron por el camino, pues por el camino se quedaron. los semejantes empáticos están, de todas formas, a la vuelta de la esquina.
    PD: siempre me gusta tu comentar

    ResponderEliminar
  3. wow, que profundo, me gusto mucho, saludos

    ResponderEliminar
  4. Me gustan los dos lados, Altan.

    Espero que tus demonios internos no ganen la partida.

    Besos caóticos.

    ResponderEliminar
  5. _Gilda_no sé si el mundo estaría preparado para tolerar siempre ese lado contrario que tengo a mi forma de ser habitual... demasiado enfado en una sola mitad. Todo el genio que me faltaría normalmente, digamos que está ahí. Por eso cuando aparece es así... :S
    _Raúl_efectivamente, de esto hace un año. Estaba trasteando mi fotolog y me encontré con que esto es lo que posteé el 10 de marzo del año pasado. Me pareció curioso porque ha resultado ser bastante profético incluso. Como tú dices: los indispensables han seguido siéndolo, los que desaparecieron han intentado volver pero ha sido una vuelta bastante ficticia, y los empáticos... sencillamente, o yo soy una pringada, o no los encuentro... :(
    _dilema_¡bienvenido! ya me pasé a leerte.
    _juanma_gracias por esa aceptación de mi lado emo/chungo xDD. Y no, tengo demasiado buen carácter (¿está mal q yo lo diga?) como para que ganen esos demonios duros e implacables que guardo dentro sin querer.

    Besitos y... que el caos os acompañe!!! (sólo si tiene bellas formas eh???) ;)

    ResponderEliminar
  6. Algunas personas pasan por nuestra vida sin más, otras se quedan a mirar un rato y las que importan nunca se van, incluso cuando dejamos de ser tan divertidos permanecen a nuestro lado, esos son los que importan, el resto si quieren que sigan su camino.

    Bss!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El día del humor, digo, del dragón. Sí, El día del dragón

What do you want to be? (When you grow up and now)

La tristeza lleva una b