Thursday, 7 October 2010


Por más que la atraparan y acabaran castigando una y otra vez, La Mentira no podía evitar ser como era. Pensaba que no era culpa suya comportarse de esa manera, por lo cual, sólo pedía un poco de comprensión, y para ello se vestía como La Inocencia y ahí se quedaba, escondida tras ese disfraz, hasta que La Verdad la volvía a encontrar. Pobre Mentira, si lo único que pretendía ella era salvarse... salvarse de sí misma.

Friday, 8 January 2010

Déjame dormir

Todo empezó un domingo en el que toda la familia se reunió para comer. A la niña le encantaban esos domingos porque el campo donde pasaba los veranos se llenaba de gente que no vivía con ella, como lo hacían su papá, su mamá y su hermana mayor.