Tuesday, 28 March 2017

La última bruja, de Mayte Navales

Autora: Mayte Navales.
Editorial: Almuzara.
Páginas: 315
Saga: no.


Los nombres tienen poder. Todos lo sabemos. Y los nombres de las brujas siempre han sido más poderosos que los de los humanos, pues contienen su esencia y su magia. Por eso los ocultan. Esta es la historia de dos brujas milenarias. Y de sus nombres. Y de cómo sobreviven al tiempo. 
Greta nació en la Edad Media. Irati, mucho más vieja, pertenece a una raza extinta que ya no camina la Tierra. Es la última de su estirpe. Pero en el mundo quedan otras razas como la suya, tribus que conocen los secretos de los bosques primigenios. Y en el presente, un espíritu ancestral sobrevuela los sueños de un niño de aura azul. No solo las brujas ansían su corazón. Solo necesitan su nombre…

Heredera directa de Neil Gaiman, Stephen King, Anne Rice y Patrick Rothfuss, Mayte Navales -finalista del Premio Minotauro- combina con maestría el género del terror y la fantasía mítica para adentrarse en la oscuridad y la voracidad del corazón humano. Una novela que invita al lector a perderse en oscuros bosques, que le obliga a pasar página tras página hasta encontrar el lugar donde habitan la venganza y la pasión.



Vale, ahora viene cuando os digo qué problema tengo con todo esto que nos acaba de decir la contraportada del libro, a pesar de que gran parte sea verdad (y eso ya es raro): por favor, editores, dejad de comparar a unos autores con otros, porque les quitáis todo su carácter. Y gracias a que el libro no ha sido una decepción, os lo perdono, porque si llega a ser un bodrio después de compararlo con tales gigantes... 

Cualquier parecido con ellos es
pura coincidencia, que lo sepáis.

¿Quiere esto decir que el libro no me ha gustado?

Peor aún: ¿quiere decir que está mal escrito?